Cómo se produce el líquido amniótico

Las membranas fetales son dos bolsas que al final del embarazo se fusionan entre si y en cuyo interior se encuentra el feto. Las membranas fetales se llaman, “corion” la más externa y “amnios”, la más interna. Ambas membranas producen fluidos que se coleccionan en el interior de la bolsa.

Además el feto produce orina y contribuye con esto a aumentar la cantidad de líquido. El “sudor” del feto a través de su piel y los desechos pulmonares también son contribuyentes en la formación del líquido amniótico.

La falta de líquido en el embarazo es muy peligrosa. Puede provocar traumatismo directo sobre el feto y durante el trabajo de parto, los fetos son más propensos a sufrir asfixia (falta de oxigeno) ya que tanto el feto como el cordón umbilical serán comprimidos directamente por el útero el cual está compuesto por músculo muy fuerte.

El músculo uterino se contrae durante los dolores de parto y bloquea el paso de sangre a través del cordón umbilical con la consecuente asfixia fetal. Aunque no debe tomarse como una regla, cuando existe una disminución importante del líquido amniótico, es preferible efectuar una cesárea electiva y así impedir algún traumatismo al feto.

Nuevamente una buena alimentación, una adecuada ingesta de líquidos y un reposo relativo. Esto último es muy importante ya que al final del embarazo muchas mujeres que por motivos laborales, mantienen una vida muy agitada, sufren de algún grado de oligoamnios el cual puede ser prevenido o mejorado con una siesta de unos 30 a 40 minutos durante el día. Es importante que la embarazada se acueste lateralmente.

 

Importancia del equilibrio

Los niveles altos de líquido amniótico por lo general se asocian a malformaciones congénitas del sistema nervioso central y pueden presentar la complicación de “Ruptura de Membranas” de manera prematura debido a una excesiva presión intraamniótica.

La falta de líquido se asocia también a malformaciones fetal pero del sistema renal en donde el feto por algún defecto, no produce la cantidad suficiente de orina que ya mencionamos es un contribuyente fundamental.

La falta del crecimiento de un feto normal también se asocia a “oligoamnios” o falta de líquido amniótico así como la ruptura de membranas ya sea prematura o durante el trabajo de parto normal.

Por ello, la ingesta adecuada de agua y una dieta balanceada proporcionarán al cuerpo la suficiente cantidad de agua y electrolitos para que una embarazada mantenga niveles adecuados de líquido amniótico en un embarazo normal.

Vale la pena aclarar que a una muestra de líquido amniótico en cualquier semana del embarazo, puede realizársele un cariotipo (estudio cromosómico) el cual determina muchos problemas genéticos que el ser humano pueda padecer. Lastimosamente en el país no existe, entre otras cosas, un marco legal que respalde este procedimiento por lo que no se efectúa de rutina.

Vale la pena aclarar que a una muestra de líquido amniótico en cualquier semana del embarazo, puede realizársele un cariotipo (estudio cromosómico) el cual determina muchos problemas genéticos que el ser humano pueda padecer. Lastimosamente en el país no existe, entre otras cosas, un marco legal que respalde este procedimiento por lo que no se efectúa de rutina.

 




2 Respuestas a “Cómo se produce el líquido amniótico”

  1. [...] Conozca más sobre cómo se produce el líquido amniótico aquí http://vidasana.com.sv/como-se-produce-el-liquido-amniotico [...]

  2. iris rodriguez dice:

    Excelents temas d esta revista me encantan

Deja un comentario